Compartir

Crítica.'Coco' (2017) de Lee Unkrich

‘Coco’ es la última historia de amor y familia creada por Disney-Pixar

Quienes dominan la temática como nadie en el mundo de la animación. No hay que pensar mucho para sacar un puñado de largometrajes en los que la compañía ha utilizado las relaciones familiares como piedra angular de sus historias, tengan sus personajes relaciones, o no, que puedan ser calificadas literalmente como familiares.

Me explico: es evidente que ‘Buscando a Nemo‘ o ‘Los Increíbles‘ tienen un trasfondo en el que la familia juega un papel esencial. Pero también lo es en ‘Monstruos S.A.‘ (la relación casi de hermanos entre Mike Wazoski y Sully o de padre e hija entre éste último y Boo) o ‘Toy Story‘ (donde no es menos obvio que el grupo de juguetes forma una gran familia, donde incluso se aceptan nuevos miembros, como Buzz o Jessie, del mismo modo que se acepta, y se sufre, la llegada de los nuevos novios y novias a la estructura original).

En este caso, la historia de ‘Coco’ sí es puramente familiar y parte de una fórmula tan vieja como el comer: familia tradicional, niño que no quiere seguir el mismo camino que sus padres y abuelos, niño que discute con sus más allegados y niño que comprende que ha cometido un tremendo error.

La nueva cinta de los creadores de ‘Toy Story’ se inspira en la celebración mexicana del Día de los Muertos

Este cliché que podría dar vida a todo un largometraje es, en este caso, una mera excusa para desarrollar una trama de aventuras en la que el protagonista deberá ir cumpliendo una serie de requisitos hasta alcanzar su objetivo. Un camino del héroe sin maestro en el que Héctor, el niño rebelde, irá aprendiendo cómo funciona un nuevo mundo a base de ensayo-error y aportes puntuales de los personajes secundarios.

Coco es, sin duda, una de las películas que más me ha emocionado en años. En gran medida porque a pesar del conflicto inicial, ni Héctor ni su familia quieren hacerse verdadero daño o les mueve la venganza en ningún momento. Héctor ama la música y quiere probar suerte como cantante y músico (aunque ni si quiera se deja claro que quiera dedicar su vida a ello).

Crítica.'Coco' (2017) de Lee UnkrichSu familia, por el contrario, no puede soportar el sonido de ni un solo acorde, después de que un músico abandonara a la tatarabuela de la familia quien, además, tiene que cuidar de una niña que no llega a la decena

Pero, como hemos dicho, no hay mala intención en la confrontación. Ni la familia prohíbe a Héctor la música como castigo ante el clásico niño insolente ni éste tiene la intención de escaparse de casa o llevar la contraria como forma de llamar la atención de sus parientes o para producir un daño nacido del resquemor hacia su familia. Por eso mismo aún nos duelen más los problemas entre ellos, porque sus personajes son todos tan adorables que no se merecen lo que les sucede.

La historia arranca cuando en la Noche de muertos, Héctor intenta tocar en un concurso de talentos y, a falta de guitarra, decide robar el instrumento más preciado de su ídolo, Ernesto de la Cruz, al que ya muerto todos adoran. Se rompe, así, la regla básica de la festividad.

La Noche de muertos es para entregar ofrendas a los fallecidos y no quitarles algo que pertenece a éstos, por lo que el protagonista se convierte en fantasma, descubre cómo los muertos pueden volver al mundo de los vivos y la preciosa ciudad de éstos, colorida, alegre y muy alejada de la tranquilidad que podríamos esperar de una ciudad creada para los que ya pasaron, en este caso sí, a mejor vida.

Crítica.'Coco' (2017) de Lee UnkrichLos cadáveres, los animales, la arquitectura, la fiesta… todo es bonito en el mundo de los muertos, pero también tiene sus sombras, como los suburbios donde viven los fantasmas de aquellos que ya casi nadie recuerda o una sociedad clasista en la que tener familiares y amigos que te recuerden es el principal valor
de los ciudadanos. La fama es allí el dinero y ser un icono en el mundo de los vivos te permite la inmortalidad.

Sí es cierto que hay alguna pequeña trampa a lo largo de la película, pero tampoco empaña el filme, ya que éstas sólo se aprecian en una relectura posterior y, a pesar de todo, se podría encontrar argumentos que defendieran los pequeños trucos utilizados en el guión.

Es difícil jugar en el binomio de vivos-muertos sin caer en ninguna contradicción, pero las explicaciones siempre son creíbles y ninguna chirría ni en su uso ni en el momento empleado. Lo que lleva a cerrar la película de manera notable. Por mi parte, me cuesta encontrar algo realmente criticable a Coco.

Crítica.’Coco’ (2017) de Lee Unkrich
5 (100%) 1 vote