Compartir

'Dark', el thriller alemán sobrenatural revelación de Netflix

Crítica de la serie ‘Dark’: La serie transporta al telespectador al mismo pueblo en diferentes épocas, como los años 80

Netflix continúa su conquista europea con ‘Dark’, su primera producción propia en Alemania, una serie con los ingredientes necesarios para enganchar desde el principio. Disponible desde el 1 de diciembre en la plataforma, esta ficción compuesta de 10 capítulos es una de las apuestas fuertes de Netflix para la recta final del año y una de las series que más está dando que hablar. Pero, ¿qué tiene esta serie alemana que ha llamado la atención desde el principio?

Antes de ponernos a justificar la emoción que está causando esta pequeña joya, entremos primero a desvelar un poco sobre qué va. ‘Dark’ nos sitúa en un pequeño pueblecito alemán en 2019, rodeado de bosque y bajo la dependencia de una vigilante central nuclear. Con esta pequeña descripción, el telespectador se adentrará desde el primer momento en un ambiente frío, distante, cerrado y hasta tétrico. Y no es para menos, porque el punto de partida de ‘Dark’ es la desaparición de un niño en extrañas circunstancias, lo que sumergirá a varias familias en un intrincado rompecabezas en busca de respuestas que traspasan varias generaciones, despertando así antiguos temores del pasado. Por ello, la serie transporta al telespectador al mismo pueblo en diferentes épocas, como los años 80.

Así comienza entonces este thriller plagado de misterio, en el que no faltan los toques sobrenaturales, reforzados por una música y unos efectos sonoros ciertamente escalofriantes, y en el que también está presente el drama. Con un elenco extenso y muy variado -la serie es casi coral-, Baran bo Odar es el creador -junto a Jantje Friese-, así como el director de la decena de capítulos que componen esta genialidad.

Si bien la serie no ofrece, en general, nada nuevo, sí lo hace en la forma en que entremezcla géneros -y además de una forma bastante equilibrada- y en cómo es capaz de desarrollar una trama compleja e intrincada sin caer en una desmesurada confusión, que acaba convirtiendo en fascinación. Es capaz de dominar el caos narrativo hasta convertirlo en orden.

‘Dark’ está construida como un puzzle en el que cada episodio ejerce de pieza para desentrañar el misterio, que a su vez diverge en varios submisterios. Y lo hace con una construcción basada en el detalle. De ahí que un segundo visionado ayude a esclarecer fragmentos de la trama, comportamientos de los personajes…

Esa complejidad no llega a desbordar porque la serie utiliza una serie de recursos que sirven de apoyo al entendimiento -y ubicación- del telespectador, como la de un narrador ‘en off’ que se dedica a elucubrar reflexiones éticas-religiosas, científicas y filosóficas (¡ay Nietszche!) y la reiteración visual de determinados elementos en los momentos más enrevesados de la historia. Así es como demuestra al telespectador que las piezas sí encajan.

‘Dark’ está construida como un puzzle en el que cada episodio ejerce de pieza

Y es que ‘Dark’ juega en muchas ocasiones al despiste, provocando resultados pocas veces previsibles. Y guardándose siempre un as en la manga: la sorpresa. Determinados puntos de giro en los momentos más oportunos de la serie avalan esta afirmación, que se ve reforzada por la inclusión de justos y moderados cliffhangers al final -y no tan al final- de cada capítulo. En definitiva, es una serie inteligente, aunque deberá mantenerse en ese nivel para no acabar cayendo en incoherencias al más puro estilo ‘Perdidos’ -o la más reciente, también de Netflix, ‘The OA’, a la cual recuerda un poco-. Ese es mi mayor temor.

También se ha mencionado mucho que ‘Dark’ guarda cierto parecido con ‘Stranger Things’, aunque más bien las similitudes son superficiales, por el ambiente en que se desarrollan ambas y por el sentido de melancolía estimulada al retrotraernos a épocas pasadas. Este abarcamiento temporal es, precisamente, uno de los mayores alicientes de esta ficción europea.

Sin ánimo de querer hacer ‘spoiler’ ni desvelar más elementos de la trama, me gustaría hacer una mención especial al casting. Nunca antes la elección de actores ha sido tan cuidadosa (y justificada). Y es que hasta las caras de los personajes-actores son clave para reafirmar los mecanismos con los que funciona ‘Dark’, enriquecer la narración y, en definitiva, para comprender la historia…

‘Dark’, el thriller alemán sobrenatural revelación de Netflix
5 (100%) 5 votes