Compartir

La nueva comedia de Movistar+ refleja la parte menos idílica de la paternidad: falta de sexo, conflictos familiares, disputas en la pareja… Una realidad poco vista en la ficción española

¿Os acordáis de aquella polémica estéril sobre Samanta Villar y su pensamiento de que tener hijos mermaba la calidad de vida? Al parecer todo vino con un libro en el que describía cómo había sido su experiencia como madre primeriza. Poco después unas declaraciones en una entrevista avivaron una hoguera que las redes sociales habían impregnado de gasolina. Y el remate llegó en el Chester de Risto Mejide, por si aún quedaba algo más que añadir al supuesto debate.

En el caso de ‘Mira lo que has hecho’ que se estrenó en Movistar+ el pasado viernes (23 de febrero) y que tiene disponibles todos los capítulos bajo demanda, Berto Romero ha cogido la misma idea, ha puesto imágenes, su particular humor y lo ha entregado en forma de una serie excelente de seis capítulos y 20 minutos cada uno.

Y no veremos ninguna recriminación similar a la de Samanta Villar, porque Berto es un tío al que la gente quiere, es humor y es un hombre. Lamentablemente, aún está feo que una mujer hable mal de la maternidad.

Metiéndonos en materia, ‘Mira lo que has hecho’ narra la experiencia de Berto como padre primerizo, con Eva Ugarte en el papel de madre. Una especie de qué fue de Jorge Sanz mucho más natural. Porque esa es la principal baza de ‘Mira lo que has hecho’. Berto desprende naturalidad. Actuando, escribiendo, da igual, nos creemos todas y cada una de las escenas que se suceden, aunque en ocasiones tengamos que digerir el humor escatológico y negro del que él mismo hace gala con Buenafuente, tanto en el ‘Late Motiv‘ de Movistar+ como en el ‘Nadie sabe nada‘ de la Cadena Ser.

'Mira lo que has hecho', serie Movistar Plus La falta de sueño, olvidos, lidiar con el resto de padres de la escuela (grupo de Whatsapp, competiciones innecesarias y las gilipolleces varias incluidas), contratar alguien que cuide del niño, unos abuelos que son unos desastres y una familia materna muy particular se entremezclan a lo largo de los seis capítulos que son un canto a no engendrarlos o, al menos, a pensárselo muy mucho antes de tenerlos, a base de comedia sin filtros donde apenas hay concesiones a la ternura fácil. Y todo ello siendo conscientes de que, a pesar de todo, no creemos que Berto sigue queriendo con locura a sus hijos en la vida real.

Muy interesantes también las pequeñas historias paralelas, en especial el acoso a las personas famosas sin importar su estado de ánimo y la crítica al consumo desmedido del alcohol que tenemos en este país. Norecuerdo películas o series que versen sobre el alcoholismo o los males generados por el alcohol en España, un asunto muy interesante si reflexionamos las lamentables consecuencias que trae consigo y su uso habitual como agente socializador o, incluso, como parte fundamental a la hora de relacionarnos entre nosotros.

'Mira lo que has hecho', serie Movistar Plus No es Berto alguien que me entusiasme con su humor. Con Buenafuente es capaz de hacerme reír a carcajadas o dejarme en la más absoluta indiferencia,especialmente cuando utiliza el recurso del humor escatológico, momentos en los cuales me da la sensación de que lo utiliza como herramienta fácil para salir de un atolladero. No tengo esta sensación aquí, con la reflexión inherente a escribir una serie y su grabación. Pero, sobre todo, lo que más me ha gustado es la naturalidad con la que actúa y la de las situaciones que nos presenta. Puede que su vida sea completamente distinta, pero, para mí, la vida de Berto ya es un batiburrillo de situaciones incómodas, olvidos inesperados, divagaciones por aburrimiento y pasotismo mal disimulado.

 

‘Mira lo que has hecho’, literalmente
5 (100%) 1 vote