Compartir

En una Chicago violenta y multiétnica, las viudas de los ladrones toman el control

El argumento de ‘Viudas’: Chicago, hoy en día. Cuatro mujeres que no se conocen. Sus maridos acaban de morir en un robo que salió mal, dejándolos con una pesada deuda que pagar. No tienen nada en común, pero deciden unir sus fuerzas para terminar lo que sus maridos habían empezado. Y tener por primera vez su propio destino en sus propias manos.

Ayudado por su imponente cuarteto: Viola Davis, Michelle Rodriguez, Elizabeth Debicki y Cynthia ErivoSteve McQueen pinta un retrato de estas cuatro mujeres sin un solo disparo. Figuras femeninas fuertes, que se alejan de los estereotipos para crear protagonistas independientes y realistas. La mecánica de la película es fascinante. Steve McQueen, desde el principio, y luego con moderación a lo largo de su historia, sutil y violentamente reemplaza a los hombres por mujeres.

Estas últimas, que viven en los brazos de sus maridos, deben liberarse y actuar con convicción. Es este inteligente reemplazo el que le da a ‘Viudas’ su lado feminista. Aquí no hace falta que los hombres, las mujeres se arremanguen y demuestren su capacidad de adaptación, su inteligencia y, sobre todo, su valentía. En esta historia, los hombres sólo son siluetas peligrosas o tranquilizadoras, en gran medida eclipsadas. Y esto desde el principio con la muerte de una gran parte del elenco masculino. El mensaje es claro.

La ‘dominación femenina’ sobre muchos personajes masculinos, incluso donde no se espera aunque quedan algunos personajes secundarios fascinantes, entre los que destaca el violento gangster Daniel Kaluuya o el político corrupto interpretado por Colin Farrell, siempre muy preciso. Además de tener un Robert Duvall envejecido que no ha perdido su esplendor.

Una verdadera película feminista que no se etiqueta a sí misma como tal

A menudo, lo que hace fracasar al cine feminista es precisamente su etiqueta de cine feminista. Cuando los estudios centran su comunicación en el hecho de que se trata de una película de mujeres. El último ejemplo hasta la fecha lo tenemos con la película ‘Ocean’s 8. Desgraciadamente, se trataba de una película con un montón de clichés femeninos, hasta el punto de que al final no tenía nada de feminista.

En la película ‘Viudas’, nada de eso ocurre. Steve McQueen promete un thriller, con mujeres, nada más. Y el resultado final está en línea con esta promesa. Los clichés están en el armario, y estos retratos femeninos son emocionantes.

Steve McQueen firma un thriller preciso, femenino y brillante. ‘Viudas’ es lo que podría haber sido Ocean’s 8, un largometraje que presenta retratos femeninos emocionantes y no estereotipados. Un éxito total que pone a las mujeres de nuevo en el centro de atención en un universo violento e injusto hasta un inesperado giro final.

Uno de los puntos fuertes de la película ‘Viudas’ es que representa a Chicago y la forma en que se localizan las diferentes comunidades, tanto que uno siente como si estuviera presente en varias ciudades.

‘Viudas’ tiene fuerza en todas sus tramas: la corrupción está muy extendida, el racismo es desenfrenado y el machismo es desenfrenado. Y al mismo tiempo, está la preparación de este robo. Crees que nunca lo lograrán, pero te dejas llevar por la fuerza, la rabia y la batalla de estas mujeres. 

En defenitiva, un thriller político que aborda los dos grandes movimientos  en el mundo: el “Me Too” y el “Black Live Matter”… Steve McQueen ha agitado todos los grandes temas del momento con un gran acierto.

Crítica. ‘Viudas’ (2018) del director Steve McQueen
¡Vota!
Compartir
Dilia Parkinson es periodista y aficionada a las series desde no sabe cuándo. Algo que hace que a veces mida el tiempo por temporadas completas.